Las cosechas de Clos de Sarpe

Cuando degustamos un Château Clos de Sarpe, los primeros adjetivos que nos vienen a la mente son: auténtico, franco, natural, completo. Y aquí no hay ningún misterio pues el manejo del suelo y la viña contribuye a esta autenticidad generosa. En la actualidad, todos los profesionales del vino del mundo coinciden y reconocen que Château Clos de Sarpe es uno de los grandes del sector vitícola francés. Descubra a continuación las mejores cosechas de Clos de Sarpe, de 1945 a 2009.

  • 2009

    2009

    ¡La añada de 2009 concentra todos los buenos excesos! Potencia, frescura, vinosidad, untuosidad pero, desgraciadamente, una producción muy baja debido a una terrible tormenta de granizo a principios de mayo. El trabajo realizado después de la tormenta ha permitido obtener un vino de calidad excepcional pero con una producción muy limitada de 210 cajas de 12 botellas.

  • 2008

    2008

    Un año excepcional (agotado).

    CHARLES DE SARPE 2008

    Buena presentación; capa rojo-cereza sostenido, ribete púrpura. Nariz muy expresiva con notas de pequeños frutos rojos, de especias orientales, de cachú y de pan de especias. Boca fresca, suave, agradable, aterciopelada con textura fina y delicada, taninos redondos y ligeros. Final especiado y delicadamente amaderado.
    Un vino joven admirable.

  • 2007

    2007

    La añada de 2007, obtenida a partir de parcelas recolectadas en el punto máximo de maduración, con taninos muy maduros en las merlots 85% y excepcionales en las cabernets francs 15%; ambos con mucho frescor, dulzura, untuosidad, pureza de fruta, muy aromáticos, caracterizados por un volumen generoso en el paso en boca medio y final; todo ello envuelto en una capa muy intensa.

  • 2006

    2006

    Unos taninos de bella factura, una pureza de la fruta excepcional y gran frescura, dulzura, untuosidad. Un gran final fresco, sólido y muy afrutado. Todo ello envuelto en una capa muy intensa.

  • 2005

    2005

    Un vino excepcional gracias a una climatología muy favorable. Presentación excelente ; capa rojo rubí profundo, ribete ambarino muy ligero. Nariz soberbia de frutos negros en compota, mora, arándano, finas notas ahumadas y especiadas. La boca es amplia, suave, generosa con taninos frescos y crujientes que evolucionan al final hacia una bonita dimensión afrutada. Un buen vino joven para descubrir sin moderación.

    CHARLES DE SARPE 2005

    Presentación excelente; capa rojo rubí profundo, ribete ambarino muy ligero. Nariz soberbia de frutos negros en compota, mora, arándano, finas notas ahumadas y especiadas. La boca es amplia, suave, generosa con taninos frescos y crujientes que evolucionan al final hacia una bonita dimensión afrutada. Un buen vino joven para descubrir sin moderación.

  • 2004

    2004

    Un vino sorprendente por su estructura y sus aromas.

  • 2003

    2003

    Se trata de una añada con un potencial de guarda inesperado que debería sorprender muy agradablemente a muchos consumidores.

  • 2002

    2002

    Presentación soberbia. Capa negra vertiginosa, ribete púrpura. Nariz de extrema pureza, de gran nobleza con notas de frutos negros, frescos, de menta, de albaricoques confitados. La boca fresca y amaderada es un gran clásico en este cru: potencia, clase, suavidad, longitud. Un nuevo éxito excepcional para una añada compleja.

    International Wine Challenge 2005

    Medalla de bronce
    Para el Clos de Sarpe 2002

    International Wine Challenge 2005

    Concours Mondial de Bruxelles

    Medalla de plata
    Para el Clos de Sarpe 2002

    Concours Mondial de Bruxelles

  • 2001

    2001

    Presentación soberbia. Capa negra excepcional en profundidad, ribete violáceo. Nariz suntuosa en su complejidad, todavía un poco cerrada, con notas de frutas de regaliz, moka y crema. La boca es monumental en potencia, untuosidad, volumen, con taninos exclusivos en calidad y frescor. El final no se detiene casi nunca. Un vino exclusivo, realmente excepcional, que no debe faltar en ninguna bodega.

    International Wine Challenge 2005

    Medalla de bronce
    Para el Clos de Sarpe 2001

    International Wine Challenge 2005

    The International Wine and Spirit Competition

    Medalla de bronce
    Para el Clos de Sarpe 2001

    The International Wine and Spirit Competition

  • 2000

    2000

    Presentación soberbia. Capa negra "abisal", ribete violáceo. Nariz de pureza excepcional con frutos negros, cereza, mora, notas minerales ligeramente trufadas asociadas a notas amaderadas finas y bien integradas en la fruta. En boca, descubrimos un vino encantador por la calidad de sus taninos suaves y ricos, a la vez que "hiperpotente" por el volumen y la longitud al final de la degustación. Un vino excepcional digno de los más grandes.

  • 1999

    1999

    Presentación excelente. Capa rojo granate profundo, ligero ribete carmíneo. Nariz fresca, afrutada, con bouquet incipiente de aromas de frutos negros, de regaliz y de pan de especias. Tras un ataque franco, el vino evoluciona armoniosamente hacia un equilibrio perfecto, vino amaderado con taninos de primera categoría y una estructura sorprendente para la añada. Un vino de una clase impresionante.

  • 1998

    1998

    Presentación excelente. Capa rojo granate profundo, ribete ambarino. Nariz potente, suave, con notas de frutas en compota, ahumadas, de cerezas en licor. La boca es carnosa, densa, muy estructurada, con taninos potentes, perfectamente envueltos en un matiz amaderado noble y de gran calidad. Un gran vino con un gran potencial de guarda.

    International Wine Challenge 2005

    Medalla de bronce
    Para el Clos de Sarpe 1998

    International Wine Challenge 2005

    Concours général Agricole 2000 Paris

    Medalla de oro
    Para el Clos de Sarpe 1998

    Concours général Agricole 2000 - París

  • 1997

    1997

    Buena presentación. Capa rojo teja profundo, ribete ambarino. Nariz compleja, vinosa, confitada con notas de frutas maduras, de regaliz y de confitura de membrillo. En boca, el vino expresa un excelente volumen seguido de un ancla tánica todavía sostenida. El final se revela lleno y muy aromático. Un gran vino que alcanzará su plenitud dentro de 2 o 3 años.

  • 1996

    1996

    Buena presentación. Capa rojo teja de buena intensidad, ribete anaranjado. Nariz mentolada con una pizca de pimienta, con notas de cachú y de especias orientales. La boca es viva, con una estructura ligera y elegante. El final es crujiente y especiado. Un vino para consumir ya.

  • 1995

    1995

    Buena presentación. Capa rojo teja profundo, ribete anaranjado. Nariz floral, muy expresiva con notas de frutas en compota, de cuero y de resina. La boca es fresca, vinosa, densa, con notas de café y pan de especias. El final es largo y persistente. Un vino excepcional para beber o para guardar.

  • 1994

    1994

    Buena presentación. Capa rojo teja profundo, ribete anaranjado. Nariz potente, vinosa con notas de frutas en compota, de pasta de frutas y de especias orientales. La boca exhala todos los aromas de frutas muy maduras y chocolateadas, el volumen y la untuosidad todavía están muy presentes, el final es fresco y muy presente.

  • 1993

    1993

    Buena presentación. Capa anaranjada de buena intensidad. Nariz con matices rancios, de caramelo, de oporto y de ciruelas cocidas. La boca todavía es fresca, suave, chocolateada con un final suave.

  • 1992

    1992

    Buena presentación. Capa rojo teja sostenido, ribete anaranjado. Nariz con bouquet muy presente y notas ahumadas, mentoladas, de resina y de piel de naranja. La boca se revela amplia, generosa, potente con taninos todavía presentes en el final.

  • 1991

    1991

    Buena presentación. Capa rojo teja sostenido, ribete anaranjado. Nariz muy expresiva con notas de pimienta, especias, tabaco rubio y canela. El ataque es fresco, mineral, la evolución suave y armoniosa, con una acidez todavía presente al final, associada a notas ahumadas y de alcanfor.

  • 1990

    1990

    Capa granate-violeta, muy densa, casi opaca. Nariz profunda, plena, potente, compleja, donde la grosella negra y los frutos rojos se alternan con notas de ciruela, cacao y cedro. Boca generosa y estructurada desde el ataque, con una cierta suavidad propia a la añada ; excelente equilibrio en una riqueza excepcional (sentimos la perfecta madurez de las uvas) ; consistencia, vinosidad y buena longitud. Todo hace presagiar una evolución muy positiva y duradera.

  • 1989

    1989

    Capa granate muy oscura, más que en 1990. Nariz cerrada y penetrante, intensa y compleja, con una dominante actual de violeta que le proporciona elegancia. Boca muy equilibrada, con más acidez que en 1990 y taninos más firmes, pero también una densidad soberbia, actualmente en retroceso. El mismo tipo de Saint-Émilion de ladera tradicional, redondo y estructurado a la vez ; final largo y firme con un futuro prometedor.

  • 1988

    1988

    Capa granate muy oscuro, casi negro, muy joven. Nariz seductora y compleja, donde se entremezclan aromas vegetales, muy jóvenes, de pimiento, de violeta, de eucalipto, con aromas más evolucionados de chocolate, de cuero y de cedro. Boca menos corpulenta que en los anteriores, más firme, casi austera, pero con gran consistencia y un final persistente. Un vino rústico pero con gran carácter que ganará mucho con el paso de los años.

  • 1987

    1987

    Capa cereza claro, ligeramente evolucionada. Nariz discreta y evolucionada con notas de aguardiente y apio. Boca ligera y fluida, sin grosor, pero agradable por su sinceridad y su nitidez ; un vino reflejo fiel de su añada y con un cierto encanto ; para beber ahora.

  • 1986

    1986

    Capa granate oscuro, con reflejos anaranjados. Nariz madura, profunda, con aromas ricos y evolucionados de ciruela, de cuero, de tabaco y de cera. Boca potente y masiva, repleta de consistencia y de savia, casi demasiado tánica para unos, que encuentran su final seco, noblemente rústica para otros, que aprecian un final en boca de regaliz, persistente, y que deja una sensación de frescor roborativo.

  • 1985

    1985

    Bonita capa granate muy oscuro, densa. Nariz seductora, fusionada, de merlot muy madura, donde se asocian armoniosamente frutos negros (grosella negra, arándanos), regaliz, cacao, caza y mantillo. Boca corpulenta y rica, la primera en exhibir untuosidad ; gran amplitud y profundidad ; gran equilibrio : bonitos taninos fundidos sostienen una carnosidad opulenta ; final redondo y firme. Una gran añada, para degustar ahora o en el futuro.

  • 1983

    1983

    Capa granate anaranjado, oscuro, que evoluciona ligeramente hacia el marrón. Nariz expresiva y madura, intensa, con notas de piel de cítricos, cera, caza y tabaco, con una pizca de canela. Boca rugosa y carnosa en el ataque, muy aromática (afrutada y caza), con volumen y estructura ; un final persistente que algunos encuentran un poco seco pero que otros valoran positivamente. Un Clos de Sarpe con carácter, para beber con la comida o solo.

  • 1982

    1982

    Capa poco oscura, con bordes anaranjados, evolucionada. Nariz muy evolucionada con matices de aguardiente y oporto, que seduce a ciertos catadores por su encanto decadente y que decepciona a otros. Boca sin demasiada carnosidad ni estructura, donde predomina la acidez ; evoca el pan de especias, no carece de elegancia ni de encanto, pero parece estar en declive. Este vino no es típico de Clos de Sarpe, ni es la generación que esperábamos de la añada.

  • 1981

    1981

    Capa densa y oscura, liberamente tostada en la masa. Nariz firme y nítida de regaliz y de habano, con fruta cocida (ciruela) como apoyo. Boca franca, clásica, equilibrada y elegante, que evoluciona hacia una bonita nota afrutada y con un final de regaliz, fresco y limpio. Un vino perfectamente logrado y, por ello, más fino que los demás. Un gran éxito para la añada.

  • 1980

    1980

    Capa granate anaranjado, bastante sostenido para un 1980. Nariz expresiva pero que evoluciona rápido en la copa : frambuesa, guinda, con notas animales y especiadas, y de cuero y de sotobosque… con un ligero toque acético al final. Boca redonda y fresca, poco voluminosa, pero con sabores de frutas y de carne ; poca estructura pero con encanto, que casi roza la suavidad ; un vino sincero, reflejo de su añada, para beber ya.

  • 1979

    1979

    Capa granate anaranjado, poco evolucionada. Nariz bastante expresiva, más viva que seductora, con notas de tabaco negro, de champiñon, de pimienta y de carne. Boca con predominante ácida, magra para unos, nerviosa y bastante equilibrada para otros ; poco voluminosa, con un final tánico, considerado duro y amargo por algunos, que consideran que este vino está en declive, mientras que otros piensan que todavía es preciso esperar un poco.

  • 1978

    1978

    Capa granate oscuro, con bordes anaranjados, incluso amarillos. Nariz encantadora y fresca a la vez, densa, con predominancia de mantillo y caza, pero con una nota afrutada sensible y una pizca de menta. Boca carnosa y plena en el ataque, que asocia firmeza y suavidad con un gran equilibrio ; evoluciona con amplitud y riqueza, mucha persistencia y con un final rico y fresco (menta). Un gran saint-émilion clásico.

  • 1976

    1976

    Capa marrón, cansada. Nariz desagradable, que evoca el oporto aireado, en descomposición. Boca blanda, lineal, donde palpitan fugazmente aromas de frutas muy maduras ; permanece el alcohol, que lo dota de una indolencia casi respugnante, sin longitud alguna. Un fino terminado, que ha debido gozar de generosidad y encanto hace algunos años (seguramente ha sufrido las consecuencias del viaje a París). El menos interesante de las 20 cosechas catadas.

  • 1975

    1975

    Capa granate con bordes anaranjados, densa. Nariz: cerrada, penetrante, compleja y homogénea, donde se funden los aromas incisivos del cuero, el mantillo, el cacao, el tabaco y la canela. Boca: muy firme y muy cerrada, donde la carnosidad se adivina más que se percibe, encerrada como está en su crisálida de taninos y de acidez, cierta materia y concentración, un final largo, un vino con carácter y una gran persistencia.

  • 1973

    1973

    Capa granate muy oscuro, sombría y "amarilla". Nariz franca, directa, todavía joven, de violeta y de mantillo. Boca extremadamente estructurada y con cuerpo, donde los taninos marcan seguramente el tono, a riesgo de aplastar a la fruta, piensan unos que encuentran que este vino resulta muy (demasiado) rústico, mientras que otros aprecian esta consistencia excepcional donde los aromas (ciruela, violeta) emergen en el retro olfato. Un arquetipo de Clos de Sarpe, con su nota de escobajo macerado sobre frutas muy maduras (por las vendimias muy tardías) y poco abundantes. Para los amantes de los vinos a la antigua: ¡qué contraste con los 73 diluidos y muertos desde hace mucho tiempo!

  • 1971

    1971

    Capa anaranjada-marrón. Nariz muy evolucionada de hierbas aromáticas, de alcanfor y de caza. Boca blanda en el ataque, fundida y fluida, con notas de torrefacción ; un cierto encanto y un buen final. Para beber enseguida.

  • 1970

    1970

    Capa granate anaranjado, poco evolucionada, densa. Nariz correcta y penetrante, muy estable en el tiempo, amplia y compleja, con más aromas de frutas que tienden hacia el confite, pero sobre todo de tabaco de habano, de cedro y de sotobosque (evoca una síntesis del 78 y del 75). Boca soberbia de clasicismo y amplitud, equilibrio perfecto en el rigor y la solidez (algunos encuentran este vino todavía cerrado), con estructura y redondez, mucha materia y consistencia, un final todavía muy tánico que desconcierta a algunos, pero que convence a la mayoría. Un gran Clos de Sarpe que expresa a la perfección el terruño y la añada ; el favorito de unos pocos.

  • 1966

    1966

    Capa anaranjado oscuro, que tiende hacia el teja, muy evolucionada. Nariz muy evolucionada que evoca las ciruelas al armagnac, la cereza confitada... ligeramente acética. Boca descarnada, que reseca… ¡qué pena ! Ha debido ser bueno, a juzgar por el alcohol y los taninos, todavía bien presentes pero disociados. Dos amantes entre nosotros de los vinos muy antiguos le atribuyen cierto encanto. Seguramente ha sufrido las consecuencias del transporte.

  • 1964

    1964

    Capa granate, apenas anaranjada, sostenida, poco evolucionada. Nariz: muy precisa, fina, expresiva, compleja y seductora, con nobleza en sus notas de cedro, hoja de tabaco, cuero, sotobosque y especias. Boca: "a punto", fundida sin puntos blandos, rica y equilibrada, con notas afrutadas, animales y torrefactas, encanto y armonía: un vino de reserva realmente increíble que mantiene el tipo a sus 47 años.

  • 1962

    1962

    Capa anaranjada tirando hacia el marrón, todavía densa. Nariz muy evolucionada de champiñón, café, de extracto de carne... frágil a la oxidación en la copa. Boca fusionada, suave y sabrosa de vino muy antiguo, que complace mucho a algunos, mientras que otros lo consideran decadente, casi usado ; buena evolución en boca, densa y equilibrada ; final decadente que puede complacer (evocador del ron). Seguramente, ha brindado a los incondicionales unos saint-emilions de gran antigüedad (para beber preferentemente in situ).

  • 1961

    1961

    ¡Un vino excepcional! Un gran año para Château Clos de Sarpe.

  • 1959

    1959

    Un gran vino de guarda fruto de un año cálido y seco acompañado de una vinificación difícil.

  • 1955

    1955

    Un enorme placer para los aficionados.

  • 1953

    1953

    Un enorme placer para los aficionados.

  • 1952

    1952

    Un enorme placer para los aficionados.

  • 1949

    1949

    Este año excelente recuerda a la cosecha de 1947.

  • 1947

    1947

    Año excepcional (agotado).

  • 1945

    1945

    Una cosecha excepcional para un año marcado por una helada desastrosa el 2 de mayo de 1945 y que ofrece un vino concentrado y sorprendente.

2009

¡La añada de 2009 concentra todos los buenos excesos! Potencia, frescura, vinosidad, untuosidad pero, desgraciadamente, una producción muy baja debido a una terrible tormenta de granizo a principios de mayo. El trabajo realizado después de la tormenta ha permitido obtener un vino de calidad excepcional pero con una producción muy limitada de 210 cajas de 12 botellas.

En las colecciones de alta costura todavía disponibles en el Château:

Cosechas "Excepcionales" Clos de Sarpe:
2009 - 2005 - 2001 - 2000 - 1998 - 1982 - 1961 - 1945

Cosechas de "Muy buena calidad" Clos de Sarpe:
2007 - 2004 - 2003 - 2002 - 1999 - 1997 - 1996 - 1995 - 1985 - 1983 - 1978 - 1975 - 1971 - 1970 - 1966 - 1962 - 1955 - 1953 - 1952

Cosechas de "Muy buena calidad" Charles de Sarpe:
2008 - 2007 - 2006 - 2005 - 2004 - 2003 - 2002 - 2001 - 2000 - 1999 - 1998

Al margen de todas las modas, el mismo control de la viña y del vino, después de tres generaciones.

También puede realizar un pedido de vinos Clos de Sarpe:

Pedir aquí Price list 2017